Ghee: qué es y cómo preparar mantequilla clarificada de forma casera
El Ghee es un verdadero tesoro para la salud, la cocina y el bienestar. Con su rica historia, sus beneficios nutricionales y su versatilidad culinaria, este oro líquido es definitivamente un elemento para incorporar en tu vida diaria.

Ghee: qué es y cómo preparar mantequilla clarificada de forma casera

Compártelo en tu red social:

O simplemente puedes copiar y compartir esta url

Ingredientes

Ajustar las Raciones:
500 g de Mantequilla sin sal

El Ghee es un ingrediente único y valioso tanto en la cocina como en la salud.

Ingredientes

Comparte

El Ghee, conocido también como mantequilla clarificada, es un ingrediente estrella en la gastronomía de diversos países, particularmente en India, y es un componente esencial de la medicina ayurvédica.

¿Qué es el Ghee?

El Ghee es una forma de mantequilla que ha sido calentada para separar el agua, las proteínas y la lactosa, dejando un producto de textura suave y sabor distintivo. A diferencia de la mantequilla regular, el Ghee tiene un punto de humo más alto, lo que lo hace ideal para freír y saltear alimentos sin quemarse.

El proceso de fabricación del Ghee

El proceso de fabricación del Ghee implica calentar mantequilla sin sal a fuego lento, lo que permite que el agua se evapore y que los sólidos lácteos se separen y se asienten en el fondo. La grasa dorada y líquida que queda en la parte superior se filtra y se guarda como Ghee. Más abajo aprenderás a elaborarlo fácilmente desde casa.

Beneficios del Ghee

Ghee casero
Ghee casero

El Ghee es más que solo un ingrediente culinario. Debido a su composición única, puede ofrecer varios beneficios para la salud.

Alto contenido de grasas saludables

El Ghee es rico en grasas saturadas saludables. Estas grasas pueden ayudar a incrementar los niveles de colesterol HDL (bueno) y a mantener saludable el sistema cardiovascular.

Fuente de vitaminas

El Ghee también es una excelente fuente de vitaminas liposolubles, como las vitaminas A, D, E y K, esenciales para una variedad de funciones corporales, desde la salud ocular hasta la coagulación sanguínea.

Beneficios digestivos

El Ghee es conocido por su capacidad para mejorar la digestión. Como es libre de lactosa y caseína, puede ser más fácil de digerir para las personas que tienen intolerancia a la lactosa o sensibilidad a los productos lácteos.

Usos del Ghee en la cocina

El Ghee no solo es beneficioso para la salud, sino que también es una joya culinaria.

Versatilidad culinaria

Su punto de humo alto y sabor rico y mantecoso hacen del Ghee un ingrediente versátil para muchas recetas. Se puede usar para freír, asar, saltear o simplemente untar sobre pan tostado.

Mejorando los sabores

El Ghee también tiene la capacidad única de realzar los sabores de los otros ingredientes con los que se cocina, lo que lo convierte en una excelente base para platos como curry, arroces o vegetales salteados.

Ghee y la medicina Ayurvédica

Además de su utilidad en la cocina y sus beneficios para la salud, el Ghee tiene una presencia importante en la medicina ayurvédica, un sistema tradicional de medicina de India basado en una concepción holística de la salud.

Un elixir de bienestar

En el ayurveda, el Ghee es considerado un elixir de bienestar, se cree que tiene la capacidad de limpiar y rejuvenecer tanto el cuerpo como la mente. Se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, antioxidantes e incluso se dice que mejora la memoria y la inteligencia.

Uso en prácticas ayurvédicas

Además, el Ghee se utiliza en diversas prácticas ayurvédicas, como los tratamientos de desintoxicación llamados ‘Panchakarma’, en los que se emplea el Ghee para ayudar a eliminar las toxinas del cuerpo.

Cómo hacer Ghee casero

Cómo hacer Ghee o mantequilla clarificada
Cómo hacer Ghee o mantequilla clarificada

Hacer Ghee en casa es un proceso simple que requiere muy pocos ingredientes. Solo necesitarás mantequilla sin sal y un poco de paciencia.

Ingredientes

  • 500 gramos de mantequilla sin sal

Procedimiento

  1. Preparación: coloca la mantequilla en una cacerola de fondo grueso. Es importante que la cacerola sea de fondo grueso para distribuir uniformemente el calor y evitar que la mantequilla se queme.
  2. Cocción lenta: enciende el fuego a medio-bajo y deja que la mantequilla se derrita lentamente. No es necesario que revuelvas la mantequilla; simplemente déjala derretirse a su propio ritmo.
  3. Hervir a fuego lento: una vez que la mantequilla esté completamente derretida, baja el fuego al mínimo y deja que la mantequilla hierva a fuego lento. Comenzarás a ver que se forman burbujas en la superficie.
  4. Separación: después de un tiempo, los sólidos de la leche en la mantequilla comenzarán a caer al fondo de la cacerola, y la mantequilla se volverá más clara.
  5. Clarificación: continúa hirviendo la mantequilla a fuego lento hasta que los sólidos de la leche en el fondo de la cacerola se vuelvan dorados y la mantequilla esté completamente clara. Este es el punto en el que la mantequilla se ha transformado en Ghee.
  6. Enfriamiento y almacenamiento: apaga el fuego y deja que el Ghee se enfríe un poco. Luego, cuela el Ghee en un recipiente de vidrio resistente al calor utilizando una gasa o un colador fino para eliminar todos los sólidos de la leche. Una vez que el Ghee esté completamente enfriado, cierra el recipiente y guárdalo en un lugar fresco y oscuro.

Cómo incorporar el Ghee en tu dieta

Si estás interesado en agregar el Ghee a tu dieta, hay muchas formas creativas y deliciosas de hacerlo.

En tus recetas favoritas

Una de las formas más sencillas es simplemente usarlo como una alternativa a la mantequilla o al aceite en tus recetas favoritas. Puedes usar Ghee para saltear verduras, freír huevos o incluso para hornear.

Para realzar tus bebidas

Otra opción es agregar una cucharada de Ghee en tus bebidas calientes. Un poco de Ghee en el café o el té no solo aporta una cremosidad extra, sino que también puede ayudarte a sentirte lleno durante más tiempo.

En ayuno intermitente

Si practicas el ayuno intermitente, el Ghee puede ser un gran aliado. Añadir una cucharada de Ghee a tu última comida antes de comenzar el ayuno puede proporcionarte una fuente de energía sostenida.

Almacenamiento y compra del Ghee

Al ser un producto lácteo, el Ghee debe almacenarse de manera adecuada. Sin embargo, gracias a su proceso de fabricación que elimina los sólidos lácteos y el agua, el Ghee puede mantenerse en buen estado durante un largo período de tiempo.

Almacenamiento adecuado

El Ghee debe guardarse en un recipiente hermético en un lugar fresco y oscuro. No necesita refrigeración, pero debe mantenerse alejado de la luz directa del sol y de la humedad.

¿Dónde comprarlo?

El Ghee se puede encontrar en tiendas de alimentos naturales, supermercados con una buena selección de alimentos internacionales y, por supuesto, en línea. Al comprar Ghee, busca productos de alta calidad que estén hechos de mantequilla de vacas alimentadas con pasto.

Imágenes | Depositphotos

Pasos

1
Hecho

Preparación

Coloca la mantequilla en una cacerola de fondo grueso. Es importante que la cacerola sea de fondo grueso para distribuir uniformemente el calor y evitar que la mantequilla se queme.

2
Hecho

Cocción lenta

Enciende el fuego a medio-bajo y deja que la mantequilla se derrita lentamente. No es necesario que revuelvas la mantequilla; simplemente déjala derretirse a su propio ritmo.

3
Hecho

Hervir a fuego lento

Una vez que la mantequilla esté completamente derretida, baja el fuego al mínimo y deja que la mantequilla hierva a fuego lento. Comenzarás a ver que se forman burbujas en la superficie.

4
Hecho

Separación

Después de un tiempo, los sólidos de la leche en la mantequilla comenzarán a caer al fondo de la cacerola, y la mantequilla se volverá más clara.

5
Hecho

Clarificación

Continúa hirviendo la mantequilla a fuego lento hasta que los sólidos de la leche en el fondo de la cacerola se vuelvan dorados y la mantequilla esté completamente clara. Este es el punto en el que la mantequilla se ha transformado en Ghee.

6
Hecho

Enfriamiento y almacenamiento

Apaga el fuego y deja que el Ghee se enfríe un poco. Luego, cuela el Ghee en un recipiente de vidrio resistente al calor utilizando una gasa o un colador fino para eliminar todos los sólidos de la leche. Una vez que el Ghee esté completamente enfriado, cierra el recipiente y guárdalo en un lugar fresco y oscuro.

Esther Garrido

Cocinera de profesión y vegetariana por elección. Me encanta innovar en la cocina, y desde que soy vegetariana, comparto mis platos allá por donde voy. Cocinar saludable y sabroso está al alcance de todos.

Comentarios de Receta

Puntuación:
(5)
Opiniones Totales:1
BABY COCINA

Aprende a elaborar Ghee de forma casera y conoce sus beneficios y propiedades para la salud.

Recetas con jengibre
Anterior
3 Recetas con Jengibre ¡Fáciles y Ricas!
Pancakes veganos
Siguiente
Pancakes Veganos | Receta Fácil y Nutritiva
Recetas con jengibre
Anterior
3 Recetas con Jengibre ¡Fáciles y Ricas!
Pancakes veganos
Siguiente
Pancakes Veganos | Receta Fácil y Nutritiva

Añade tu Comentario