Recetas con leche materna | ¡De la teta al plato!
Elabora recetas para tu bebé incorporando las propiedades que posee tu leche materna

1 2
Recetas con leche materna | ¡De la teta al plato!

Compártelo en tu red social:

O simplemente puedes copiar y compartir esta url

Añadir a Recetario

You need to or Register to bookmark/favorite this content.

Recetas con leche materna: de la teta al plato.

  • 20 min
  • Fácil

Elaboración

Comparte
Aprende a elaborar tus propias recetas con leche materna. Una buena forma de enriquecer los alimentos de tu hijo con las propiedades únicas que posee tu leche.

La leche materna es una fuente de alimentación saludable que aporta todos y cada uno de los nutrientes que el bebé necesita hasta los 6 meses de edad, siendo aconsejable su consumo prolongado hasta, al menos, los dos años. A partir de los seis meses, se debe comenzar a introducir alimentación complementaria que garantice la adquisición de todos los nutrientes que requiere el bebé para seguir desarrollándose, y no es hasta los 9 o 12 meses cuando se recomienda introducir lácteos de origen animal en la dieta.

Aunque para muchos pueda resultar un tanto sorprendente elaborar recetas con la leche materna, lo cierto es que desprendiéndonos de prejuicios, no hay nada más sano y natural que la propia leche de la madre para un niño. Ya sabéis que somos la única especie que consume leche de otros animales, incluso en edad adulta; pero esto, no nos convierte en seres más razonables. Lo razonable sería consumir únicamente la leche de nuestra madre hasta que la fisiología nos permitiese comer otro tipo de alimentos, ¿me equivoco?

¿Cómo elaborar recetas con leche materna?

Cómo preparar recetas con leche materna
Cómo preparar recetas con leche materna

Si estás dispuesta a elaborar recetas con tu propia leche, es importante que antes conozcas algunos consejos básicos. Uno de los aspectos imprescindibles es el uso de un sacaleches para poder extraer con rapidez y facilidad la leche de tus senos. En la web https://comprar-sacaleches.com pueden ayudarte a decidir cuál es el aparato más adecuado.

Ten en cuenta que cuanto más sencillo sea el proceso, más probabilidades hay de que sigas elaborando recetas a partir de tu leche materna. Si te resulta engorroso y tedioso, probablemente acabes acudiendo a leches maternizadas o adaptadas, y eso no es lo que quieres.

Hay quienes intentan hacer creer que usar leche materna para elaborar comidas es un acto inapropiado e incitan a que las madres donen su leche en lugar de utilizarla para hacer recetas. Sin embargo, no tiene mucho sentido donar nuestra leche y dar leche de vaca a nuestros propios hijos. Mirar por la salud de nuestros bebés no nos convierte en personas egoístas, quiero que te quedes tranquila con respecto a esa idea.

Otro de los aspectos importantes es que utilices hábitos óptimos de higiene siempre que extraigas y manipules la leche. No es necesario hervirla, pero sí que mantengas la pulcritud y el cuidado en todo el proceso.

Asimismo, es recomendable que utilices la leche materna recién extraida; también puedes congelarla de forma organizada y por pequeñas cantidades, o bien, reservarla en el frigorífico si vas a hacer uso de ella en el mismo día. En caso de utilizar leche materna descongelada, recuerda que no podrás volver a congelar el sobrante.

Recetas con leche materna

Recetas con leche materna
Recetas con leche materna

Siempre puedes sustituir la leche de vaca por leche materna, en cualquier tipo de receta. Con esto quiero decirte que puedes elaborar absolutamente cualquier receta apta para bebés incluyendo tu leche en lugar de leche animal, vegetal o de fórmula.

Es importante tener en cuenta que algunas leches, como la de coco, pueden tener una consistencia más espesa y grasa que la leche materna, por lo que habrá que jugar con las cantidades para que la sustitución surta el efecto deseado, o bien, añadir un poco de plátano maduro a modo de espesante.

En BABYCOCINA tenemos multitud de recetas para bebés que incluyen leche de algún tipo entre sus ingredientes, por lo que cualquiera de ellas será una excelente opción para que elabores tu propia receta con leche materna.

¿Recomendaciones? Tortitas de avena, bizcocho de coco y albóndigas de mango; todas estas recetas contienen entre sus ingredientes leche de coco, la cual, puede sustituirse por leche materna sin ningún tipo de problema.

Helado de leche materna

Helado con leche materna
Helado con leche materna

Imagina que pudieras calmar los dolores de dentición de tu bebé con un helado casero hecho con leche materna, ¿suena bien? Esta receta es saludable y refrescante, y resulta ideal para relajar las encías y mitigar las molestias que produce la erupción de los primeros dientes.

Ingredientes para 2 helados:

  • 160 ml de leche materna (o la cantidad necesaria según la capacidad del molde utilizado).
  • Fruta (opcional).

Elaboración helado con leche materna:

  1. Extrae la leche necesaria y rellena los moldes de helado.
  2. Lleva al congelador y ofréceselo a tu bebé una vez esté congelado por completo.

Puedes almacenarlos en el congelador durante 4 – 6 meses, aunque probablemente, tu bebé los devore mucho antes. Opcionalmente y si tu bebé tiene al menos los 6 meses de edad, puedes incorporar a la receta trozos pequeños de fruta madura.

Papilla de pollo y verduras con leche materna

Puré con leche materna
Puré con leche materna

Las papillas son excelentes opciones para incorporar verduras y carnes en la dieta de los bebés, ¿qué te parece si en lugar de utilizar caldo, utilizas tu propia leche para aportar textura y propiedades al puré?

Ingredientes:

  • 1 zanahoria pequeña.
  • 1/2 batata.
  • 1 puerro.
  • 1 trozo pequeño de pollo.
  • 200 ml de leche materna.
  • Agua.

Elaboración:

  1. Lava las verduras y córtalas en trozos medianos.
  2. Pon agua en una cacerola e incorpora las verduras y el trozo de pollo. Cocina durante 15 – 20 minutos hasta que las verduras y la carne estén bien cocidas.
  3. Lleva los ingredientes cocidos a un vaso de batir o procesador de alimentos y tritura hasta formar una pasta espesa.
  4. Agrega leche materna al gusto, hasta conseguir un puré con la textura y consistencia deseada.

Si te gustan los purés, te aconsejo que pruebes a hacer este puré de patatas incorporando unos 40 ml de tu leche materna a la receta. El resultado enamorará a tu bebé. Asimismo, puedes utilizar tu leche para elaborar cualquer tipo de batido de frutas.

Muffins con leche materna

Muffins de pera con leche materna
Muffins de pera con leche materna

Los muffins o magdalenas son un excelente alimento para los más pequeños. Su textura blanda y suave lo convierten en una opción segura, que además, puedes elaborar con productos 100% saludables.

Ingredientes:

  • 200 ml de leche materna.
  • 1 huevo.
  • 1 pera madura o 1 plátano maduro.
  • 2 tazas de harina de repostería (leudante).

Elaboración:

  1. Pela la fruta y tritúrala hasta conseguir una papilla suave y sin trozos.
  2. En un bol, bate el huevo. Incorpora el puré de fruta y añade también la harina y la leche hasta conseguir una textura semiespesa y ligera.
  3. Lleva la mezcla a los moldes de muufins y cocina al horno durante 10-12 minutos a 175ºC con calor arriba y abajo. Saca los muffins una vez se tornen ligeramente dorados.

 

Espero que estas recetas con leche materna te sirvan de inspiración para crear tus primeros platos a partir de tu propia leche. Recuerda que tu leche puede simplemente sustitur a la leche de vaca o a la leche vegetal de cualquier receta. Elige una receta cuyos ingredientes sean aptos para tu bebé e incorpora las propiedades de la lactancia a las primeras comidas de tu hijo, ¿hay un regalo mayor que ese? Yo creo que no.

 

Jessica Pecellín

Escritora y feliz ama de casa. Educo en casa a mis tres hijos y me apasiona la creación de páginas webs y el mundo de la cocina.

Comentarios de Receta

Puntuación:
(5)
Opiniones Totales:1
Jessica Pecellín

¿Y tú? ¿Te animas a elaborar recetas con leche materna?

nutella casera
Anterior
Nutella Casera 🍫 🍞 ¡Muy Cremosa!
quinoa con verduras y gambas
Siguiente
Quinoa con verduras y gambas | Receta Deliciosa
nutella casera
Anterior
Nutella Casera 🍫 🍞 ¡Muy Cremosa!
quinoa con verduras y gambas
Siguiente
Quinoa con verduras y gambas | Receta Deliciosa

17 Comentarios Ocultar Comentarios

Hola Marcos, tal y como indico no es necesario. Basta con mantener la higiene durante todo el proceso. La leche debe utilizarse recién extraida, o bien, refrigerarla para futuras ocasiones: en el frigorífico si va a utilizarse en el mismo día y en el congelador si va a utilizarse días o semanas más tarde.

Hola Nadia, ¡claro! Puedes sustituir cualquier tipo de leche por leche materna sin ningún problema. Lo único que debes tener en cuenta es la higiene y conservación correctas en la manipulación de tu leche. Un abrazo, y ya nos contarás qué tal esa polenta.

Un período máximo de 3 días, siempre que se encuentre a una temperatura inferior a 4 grados centígrados, 39,2 grados fahrenheit.

Hola. tengo leche materna congelada de hace 4 meses y quiero darle una utilidad antes de que se estropee. como no se debe volver a congelar, si hiciera los muffin, podría envasarlos al vacío para mantenerlos un tiempo mas? es que mi peque tiene 5 meses y aun no le estoy dando nada

Añade tu Comentario