Solomillo a la pimienta 🥩🌶️
con salsa de pimienta verde

0 0
Solomillo a la pimienta 🥩🌶️

Compártelo en tu red social:

O simplemente puedes copiar y compartir esta url

Ingredientes

Ajustar las Raciones:
2 Solomillos de cerdo
200 ml de Nata de Montar
20 g de Mantequilla sin sal
50 ml de Vino Blanco
1 cucharadita de Caldo concentrado de carne
1 cucharada de Pimienta verde seca
Un chorrito de Aceite de Oliva Virgen Extra
Una pizca Sal
Una pizca Pimienta negra recién molida

Añadir a Recetario

You need to or Register to bookmark/favorite this content.

Intolerancias:
  • Picante
  • Sin Gluten
  • Sin Huevo

No te pierdas esta gozada de solomillo a la pimienta...

  • Raciones 4
  • Fácil

Ingredientes

Elaboración

Comparte

Una de las recetas de carne estrella y referentes es el solomillo a la pimienta. Con multitud de variantes, este jugoso plato se ha convertido en un clásico de la cocina.

Las salsas de pimienta se llevan muy bien con cualquier tipo de carne, eso ya lo sabemos, y es que es una especia amada por todos (o casi todos).

Hoy os traemos un solomillo a la pimienta delicioso y espectácular. En concreto vamos a utilizar pimienta verde, ¿nos acompañas?.

Solomillo a la pimienta: ¿qué pimienta utilizo?

Cualquier tipo de pimienta le irá bien al solomillo, ya sea solomillo de ternera o solomillo de cerdo. Cada fruto del pimentero tiene un sabor ligeramente distinto, por lo que la receta de solomillo con pimienta tendrá distinto sabor dependiendo de qué pimienta utilicemos.

En la receta que Papá y Mamá Cocina os traemos hoy, vamos a utilizar pimienta verde, sí, vamos a mostraros un solomillo a la pimienta verde que no os dejará indiferente.

Aparte de pimienta verde seca, también vamos a usar pimienta negra molida.

Y uno de los ingredientes que le dará un toque mágico a este solomillo con pimienta es el caldo concentrado de carne, un jugo que dotará a nuestra receta de un sabor inigualable y auténtico. Podéis adquirirlo aquí, aunque es prescindible, faltará un “no sé que” si no contamos con él en nuestra receta.

Trucos y consejos para conseguir un solomillo a la pimienta de 10

El primer consejo es que utilicéis en la medida de lo posible el jugo concentrado de carne, ya que intensifica el sabor de la pimienta notablemente.

El otro truco que os vamos a mostrar vino de mano de Ramón Freixa, y gracias a él conseguiremos que nuestro solomillo a la pimienta quede en “su punto”, ni duro ni blando.

Este truquillo consiste en comprobar la consistencia o “dureza” del solomillo comparándola con la base de nuestro dedo pulgar realizando una serie de posturas con los dedos:

  • Une tu dedo pulgar con el resto de los dedos de la misma mano (índice, corazón, anular y meñique).
  • Comprueba la consistencia de la base de tu dedo pulgar mientras sostienes la postura en cada una de las cuatro combinaciones.
  • Observa entonces cómo debe ser la consistencia del solomillo una vez cocinado.

 

Solomillo a la pimienta en su punto

Grados de dureza del solomillo según su punto de carne

  • Solomillo al punto menos: Dureza similar a base del dedo pulgar presionando dedo pulgar + índice.
  • Solomillo en su punto: Dureza similar a base del dedo pulgar presionando dedo pulgar + corazón.
  • Solomillo al punto más: Dureza similar a base del dedo pulgar presionando dedo pulgar + anular.
  • Solomillo muy hecho: Dureza similar a base del dedo pulgar presionando dedo pulgar + meñique.

La guarnición ideal para esta receta de solomillo a la pimienta son las patatas fritas, pero puedes acompañarla con una buena ensalada en el centro de la mesa si así lo prefieres.

Pasos

1
Hecho
¡

Elaboración de la salsa a la pimienta

Ponemos en una cazuela a fuego medio la nata y la pimienta verde. Cuando esté a punto de hervir, bajamos el fuego y dejamos cocinar por 5 minutos, removiendo suavemente y con cuidado de que no llegue a hervir.

Transcurridos los 5 minutos apartamos del fuego y reservamos por 30 - 40 minutos para que la pimienta suelte todo su sabor.

2
Hecho

Pasado el tiempo de reposo, corta los solomillos en rodajas gruesas (5 cm aproximadamente) y prénsalas con ayuda de una tabla de cocina o similar, dejando las rodajas de solomillo con un grosor de unos 2 centímetros.

3
Hecho

Pon una sartén grande a fuego medio y añade la mantequilla y un chorrito de aceite de oliva.

Salpimienta los solomillos al gusto.

Cuando el aceite esté caliente echa los medallones de solomillo y dóralos a fuego medio por los ambos lados

4
Hecho

Cuando los solomillos estén bien doraditos y a tu gusto (más o menos hecha) añade el vino blanco y frota la carne contra el fondo de la sartén con la ayuda de un tenedor para desprender el jugo.

5
Hecho

Deja cocinar hasta que el vino haya reducido casi en su totalidad.

Aparta del fuego y reserva la carne en un recipiente.

6
Hecho

Añade a la misma sartén donde hemos cocinado los medallones la nata con los granos de pimienta y calienta a fuego medio.

Puedes colar la nata para que no queden granos de pimienta en la salsa o puedes dejar los granos de pimienta que desees según tu gusto.

Personalmente, a Papá y Mamá Cocina nos encanta la salsa con los granos de pimienta sin colar.

7
Hecho

Incorpora la cucharadita de jugo concentrado de carne y mezcla bien. Sube el fuego y cocina por un par de minutos hasta que la salsa espese un poco.

8
Hecho

Cuando la salsa de pimienta haya espesado y se vuelva cremosa, retírala del fuego, pruébala y rectifica de sal y pimienta negra si fuese necesario.

9
Hecho

Sirve los solomillos con la salsa a la pimienta verde por encima.

babycocina

Comentarios de Receta

Puntuación:
(5)
Opiniones Totales:1
babycocina

De rechupeteeeee!!!!!

trucha asalmonada a la plancha
Anterior
Trucha asalmonada plancha
tortilla de patatas BLW
Siguiente
BLW Tortilla de patatas sin huevo
trucha asalmonada a la plancha
Anterior
Trucha asalmonada plancha
tortilla de patatas BLW
Siguiente
BLW Tortilla de patatas sin huevo

Un Comentario Ocultar Comentarios

Añade tu Comentario