Tomate Frito para Bebés 🍅👶 | Salsa Ideal BLW | BABYCOCINA

Tomate Frito para Bebés 🍅👶 | Salsa Ideal BLW
Aprende a elaborar una deliciosa salsa de tomate frito casero ideal para bebés y niños pequeños. Te vendrá de perlas si practicas baby led weaning (BLW)

Tomate Frito para Bebés 🍅👶 | Salsa Ideal BLW

Compártelo en tu red social:

O simplemente puedes copiar y compartir esta url

Añadir a Recetario

You need to or Register to bookmark/favorite this content.

Deliciosa receta de tomate frito apto para bebés a partir de los 6 meses de edad e ideal para BLW, ¡a tu peque le encantará!

Elaboración

Comparte
5 IDEAS de COMIDAS para NIÑOS ‍... x
5 IDEAS de COMIDAS para NIÑOS ‍👧‍👦 | Recetas PASO a PASO ✔️ | Muy FÁCILES, SALUDABLES y RÁPIDAS 🚀

El tomate frito es uno de los imprescindibles en la dieta infantil. Esta popular salsa sirve de aderezo en multitud de recetas y tiene la peculiaridad de gustar a la gran mayoría de niños, por lo que se puede usar a modo de «polizón» en aquellas comidas que no sean del agrado de los más pequeños de la casa.

Si tu bebé ya ha iniciado la alimentación complementaria (AC) te vendrá bien tener siempre a mano un poco de salsa de tomate frito casero para acompañar sus primeros sólidos: arroz, pasta, hamburguesas…, y gran cantidad de platos BLW. También te servirá para elaborar pizzas caseras.

Si acostumbras a comprar tomate frito, es importante que a tu bebé le ofrezcas uno de calidad. Por ejemplo, el tomate frito ecológico Hida está elaborado a fuego lento y de manera tradicional con ingredientes 100% naturales. Solo tienes que abrir el bote y ¡listo! Podrás usarlo con plena confianza en las recetas que prepares para tu hijo.

Ingredientes de la salsa de tomate frito para bebés

Receta de tomate frito para bebés BLW
Receta de tomate frito para bebés BLW

La salsa de tomate frito tradicional está elaborada con un poco de azúcar. El azúcar contrarresta la acidez del tomate aportando a la salsa un sabor más agradable. En esta receta —por ser para bebés— el azúcar es opcional; no obstante, no habrá problema por utilizarla. La Asociación Española de Pediatría aconseja no emplear edulcorantes ni azúcar en las comidas para bebés menores de 12 meses para —entre otras— evitar que se acostumbren a sabores artificialmente endulzados. En esta salsa de tomate la cantidad de azúcar que se emplea es ínfima y —para más inri— de caña integral.

Al ser una salsa para bebés, la cantidad de tomates que emplearemos será de un kilo. Si quieres elaborar este tomate frito para toda la familia, mi consejo es que multipliques los ingredientes por dos. Hay a quienes les gusta el toque que aporta la cebolla a la salsa de tomate frito; si es tu caso, puedes agregar media cebolla muy picadita y santas pascuas.

  • 1 kg de tomates de tipo pera
  • 1 cucharada de azúcar de caña integral (opcional)
  • 1/2 cucharadita de sal marina sin refinar (opcional para bebés mayores de 1 año)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Elaboración paso a paso

Tomate frito casero BLW apto para bebés
Tomate frito casero BLW apto para bebés
  1. Lo primero que haremos será escaldar los tomates para poder pelarlos con facilidad. Para ello, haz un corte en forma de cruz en el culo de los tomates e introdúcelos en agua hirviendo durante 20-30 segundos. Sácalos y ponlos de inmediato en agua fría. Retírales entonces la piel.
  2. Trocea los tomates y tritúralos ligeramente con ayuda de una batidora o procesador de alimentos. No hace falta que los tritures demasiado; la textura del tomate frito casero es más agradecida cuando no es tan fina.
  3. Pon las dos cucharadas de aceite en una sartén a calentar. Cuando el aceite esté ligeramente caliente, incorpora el tomate, la sal y la mitad del azúcar (media cucharada). Pon una tapadera que deje salir el vapor o tapa la sartén ligeramente para que el tomate no acabe salpicándolo todo. Cocina a fuego medio durante 25 minutos removiendo cada 8-10 minutos.
  4. Transcurrido este primer tiempo de cocción, retira la tapadera y añade el resto del azúcar. Deja cocinar de 30 a 40 minutos más o hasta que el tomate frito adquiera una consistencia espesa. Úsala de inmediato o deja enfriar ligeramente y guárdala en botes herméticos.

Esta salsa de tomate casera difiere ligeramente de la famosa passata —algo menos espesa—, la cual se aromatiza con albahaca u otras hierbas aromáticas al gusto. De todos modos, el tomate frito admite prácticamente cualquier tipo de hierba o especia: pimienta negra, orégano, romero, ajo en polvo… El truco está en no pasarse con las cantidades. Puedes congelar los botes e irlos descongelando conforme los vayas necesitando, a tu bebé le encantará en cualquier ocasión.

Jessica Rodríguez

Sevilla (1987). Editora y Responsable de SEO de Redacción. Graduada en Administración de Empresas (US) y con amplia experiencia en el sector de la Comunicación, el Marketing y el Posicionamiento Web. Se incorporó a BABYCOCINA en 2022.

Comentarios de Receta

Puntuación:
(5)
Opiniones Totales:1
BABY COCINA

Deliciosa salsa de tomate frito para bebés, ¡a tu hijo le fascinará!

Gyozas veganas de berenjena
Anterior
Gyozas Veganas de Berenjena 🥟🌱🍆
Receta Bechamel con harina integral
Siguiente
Bechamel con Harina Integral | Saludable y Nutritiva
Gyozas veganas de berenjena
Anterior
Gyozas Veganas de Berenjena 🥟🌱🍆
Receta Bechamel con harina integral
Siguiente
Bechamel con Harina Integral | Saludable y Nutritiva

Añade tu Comentario