Pizza FUNGHI o Boscaiola | SETAS y CHAMPIS

La pizza boscaiola, funghi o leñadora nos trae lo mejor de micología campestre sobre una masa redondeada, plana y horneada.

La traducción de pizza boscaiola del italiano al español es un tanto difusa. Puede significar pizza leñadora y también pizza arbusto de madera. Sea cual sea el significado, se caracteriza por la presencia de setas o champiñones entre sus ingredientes.

Siempre que encuentres una receta de cualquier tipo en Italia que lleve de apellido alla boscaiola (fetuchini, espaguetis, macarrones, tallarines…) significa que en su composición vas a encontrar algún tipo de hongo (comestible, por supuesto).

Dependiendo de la zona de Italia en la que se prepare la pizza boscaiola, sus ingredientes, aparte de la obligada presencia de setas, puede variar. En algunas versiones de este popular plato italiano se utiliza carne de cerdo, como salchichas desmenuzadas, jamón cocido o tocino ahumado, mientras que en otras se añaden tomates cherry, aceitunas negras, guisantes o crema de nata.

Las diferencias culturales de las distintas regiones del país transalpino son muy marcadas en algunos aspectos, la gastronomía entre ellos, especialmente entre el norte y el sur (no son pocos los italianos de una u otra zona que te dirán que realmente son países diferentes).

La tipología del principal ingrediente de esta deliciosa y nutritiva receta, las setas, también son variables, aunque las más utilizadas son los rebozuelos y las Boletus edulis.

🍄 Aprende a conservar la trufa negra fresca y en condiciones óptimas

En cuanto al origen de la pizza boscainola, no está demasiado claro, aunque la teoría más extendida es que surgió en la zona central de la península itálica, concretamente en los pueblos de montaña de las regiones de Emilia-Romaña y la Toscana.

La boscaiola pertenece al grupo de pizzas denominadas blancas (o biancas, en italiano), es decir, que no lleva ningún tipo de salsa, siendo las setas su componente estrella. Hongos, setas y champiñones son unos ingredientes de la máxima importancia dentro de la fabulosa culinaria italiana y su uso no solo se reduce a las afamadas pastas y pizzas del país, sino que se consideran también un manjar elaborados por sí solos o como acompañamiento de diferentes carnes, pescados e, incluso, ensaladas.

Si te gustan las pizzas italianas, deberás de descubrir el sabor de:

A continuación te mostramos la mejor forma de elaborar esta exquisita y saludable pizza leñadora que tanto éxito tiene en Italia.

¿Cómo hacer una pizza funghi?

pizza de champiñones
De aspecto rústico y aroma embriagador, la pizza funghi

La pizza funghi es una receta de pizza italiana muy típica, fácil y rápida de hacer con la que obtendremos un delicioso resultado: rústico, jugoso y con mucho sabor a Italia.

Pizza FUNGHI APTA para celíacos
En caso de que precisen de hacer una pizza funghi sin gluten, ponemos a vuestra disposición algunas recetas de masa de pizza sin gluten.

Ingredientes:

  • Masa de pizza (con gluten)
  • Passata de tomate
  • 100 gramos de mozarella
  • 2 Champiñones pequeños
  • 2 Setas (las que más te gusten: boletus, shiitake…)
  • Orégano al gusto.
  • 1 pizca de pimienta.

Elaboración:

  1. Precalienta el horno a 250º C.
  2. Sigue las instrucciones para hacer tu masa casera o utiliza una masa precocida de tu supermercado de confianza.
  3. Colocamos la passata de tomate, el queso mozarella y los champi y setas sobre la pizza.
  4. Espolvorea con orégano seco o fresco.
  5. Un par de roscas de pimienta le darán un sabor único.
  6. Hornea durante 6-7 minutos (necesitarás que el horno se haya precalentado al menos 15 minutos).

Ciertamente esta pizza boscoiola es trabajo fácil si ya eres un experto pizzero, pero es de obligatoriedad tener una pizza cómo esta en nuestra sección de pizzas caseras.

¡Hasta la próxima!

Ingredientes

  • 1 -
  • - o si eres celíaco
  • 1 -
  • - Ingredientes de la pizza funghi
  • 6 cucharadas -
  • 100 gramos -
  • 2 -
  • 2 -
  • al gusto -
  • al gusto -

Pasos

  1. Elige la masa para hacer tu pizza de champiñones y setas, con gluten, sin gluten o tu masa precocida favorita.
  2. Precalienta el horno a 250ºC
  3. Aunque puedes utilizar cualquier salsa de tomate frito, la passata de tomate va a otorgar a la pizza todo el sabor auténtico de una pizza italiana.
  4. Si quieres puedes precocer la masa junto al tomate por 2 minutos a 250º C, al sacarla coloca encima el queso mozarella, los champiñones y setas laminados, un poco de orégano y pimienta.
  5. Si no precociste la masa hornéala durante 7 minutos a 250ºC , si precocinaste la masa hornéala durante5-6 minutos a 250ºC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *