7 Recetas de Pasta para Niños ¡Muy Fáciles y Ricas! – BABYCOCINA

7 Recetas de Pasta para Niños ¡Muy Fáciles y Ricas!
Recetas de pasta para niños: 7 imprescindibles muy fáciles y sorprendentemente deliciosas.

7 Recetas de Pasta para Niños ¡Muy Fáciles y Ricas!

Compártelo en tu red social:

O simplemente puedes copiar y compartir esta url

Deliciosas recetas de pasta ideales para niños, platos fáciles y ricos.

Elaboración

Comparte
5 IDEAS de COMIDAS para NIÑOS ‍...
5 IDEAS de COMIDAS para NIÑOS ‍👧‍👦 | Recetas PASO a PASO ✔️ | Muy FÁCILES, SALUDABLES y RÁPIDAS 🚀

Una de las comidas que más gusta a los niños es la pasta. En la anterior publicación os enseñamos a hacer diferentes salsas para pastas, pero hoy queremos hacer mención especial a varias recetas de pasta para niños que sin duda serán todo un éxito. Además te mostramos cómo puedes elaborar tú la pasta, para que puedas ofrecer a tu hijo —siempre que el tiempo y las ganas te lo permitan— una pasta 100% casera y saludable.

Elaboración de la pasta para niños

Elaboración de la pasta para niños
Elaboración de la pasta para niños

La pasta se puede hacer fácilmente en casa, bien trabajándola mano, bien utilizando la máquina de hacer pasta. Lo ideal es ofrecer pastas caseras e integrales, tanto a los bebés como a los niños pequeños. Aportarán más beneficios a nivel nutricional.

Los ingredientes y cantidades son estos: por un huevo, 100 gramos de harina y una pizca de sal; por supuesto, los huevos nunca tienen el mismo tamaño, por lo tanto, la harina debe aumentarse si el huevo es grande. Lo mismo sucede con la harina: la cantidad a emplear puede variar ligeramente según el tipo que utilicemos. Hay que calcular medio huevo por persona. Como las recetas de pasta que hoy te proponemos están pensadas para cuatro personas, para realizarlas son suficientes 2 huevos y de 200 a 250 g de harina.

Los ingredientes se mezclan hasta conseguir que la masa quede muy dura; de lo contrario, no se podrá manejar bien ni a mano ni en la máquina.

Se toma una parte de la masa y se pasa muchas veces por el rodillo más ancho de la máquina, hasta lograr que la masa se convierta en una hoja bastante homogénea. Entonces se va estrechando el rodillo, dándole una pasada cada vez, hasta conseguir una hoja muy fina. Si se van a cortar por el rodillo ancho, se afinará hasta el último agujero. Si se van a cortar por el rodillo estrecho, será mejor afinar la hoja solamente hasta el penúltimo agujero. Cuando se trabaja mano, la masa se extiende con un rodillo tantas veces como sea necesario hasta conseguir una lámina de masa muy fina. Una vez obtenida la lámina, procedemos a cortarla y darle forma.

Como siempre decimos, la presentación del plato puede marcar la diferencia; utiliza tu creatividad para elaborar platos de pasta divertidos y apetecibles, los niños lo agradecerán.

Recetas de pastas para niños

Recetas de pastas para niños
Recetas de pastas para niños

Espaguetis a la carbonara

Ingredientes:

  • 400 g de espaguetis
  • 2 huevos
  • 100 g de panceta o guanciale
  • 40 g de queso parmesano rallado en el momento
  • Perejil picado
  • 75 g de mantequilla

Elaboración:

  1. Se sofríe la panceta cortada en finas láminas, en la mantequilla. Cuando está dorada se aparta y se guarda. Se baten las claras a punto de nieve. Se cuecen los espaguetis en mucha agua con sal. Se escurren bien. Se disponen en una fuente o wol. Se condimentan con las claras, a las que se han incorporado las yemas, la panceta, el queso y el perejil. Se sirven muy calientes.

Ver recetas de pastas italianas.

Espaguetis con atún

Ingredientes:

  • 400 g de espaguetis
  • 70 g de mantequilla
  • 100 g de mantequilla
  • 2 dientes de ajo picados
  • 100 g de atún en aceite
  • 10 anchoas en aceite
  • 400 g de pulpa de tomate
  • Sal, pimienta y perejil picado

Elaboración:

  1. Se cuecen los espaguetis en agua abundante con sal. Se escurren y se lavan en agua fría. Se prepara la salsa de la siguiente manera: en una cacerola se dispone la mitad de la mantequilla con el ajo. Cuando el ajo está dorado, se añade la pulpa de tomate cómo se sala y pimentea. Se deja cocer 5 minutos. En otro cazo se disponen los otros 35 g de mantequilla y, cuando está derretida, se le añade el atún desmigado y las anchoas desmenuzadas. Se envuelve rápidamente. Se condimentan los espaguetis con las dos salsas unidas en el último momento. Esta pasta también se puede guardar en la nevera y servir a modo de ensalada fría. Antes de servir espolvorear con perejil fresco.

Macarrones con salami

Ingredientes:

  • 400 g de macarrones
  • 200 g de salami o salchichón en tiritas
  • 50 g de mantequilla
  • 40 g de queso parmesano rallado
  • 2 huevos
  • Un vasito de vino blanco seco
  • Una ramita de romero
  • Sal  y pimienta

Elaboración:

  1. Se rehoga el salami en la mantequilla con el romero durante muy pocos minutos. Se rocía con el vino, se evapora. Se reserva. En un bol se baten los huevos con el queso parmesano sal y pimienta. Se cuece la pasta en agua abundante con sal (ver cómo cocer macarrones). Se escurre seguirte sobre el ball y se añade la salsa del salami y los huevos batidos. Se quita el romero y se sirve.

Sopa de coditos con albahaca

Ingredientes:

  • 150 g de coditos
  • 150 g de panceta fresca (puedes sustituir por bacon)
  • 150 g de judías blancas
  • 1 zanahoria grande
  • 1 patata grande
  • 2 tomates pelados y picados
  • 1 hoja de laurel
  • 1 pastilla de caldo
  • 75 g de queso gruyère rallado
  • 12 hojas grandes de albahaca
  • 2 dientes de ajo
  • 75 g de mantequilla

Elaboración:

  1. Se hierven las judías blancas (que se han dejado en agua el día anterior) en 3 l de agua con la panceta en dados y la zanahoria en dados, en laurel y la pastilla. Al cabo de media hora se introducen las patatas en dados, se deja cocer 10 minutos y se añaden los coditos. Se dejan cocer 10 minutos más. En un mortero se machaca el ajo con la albahaca, el queso y la mantequilla. Se vierte sobre la sopa con sal y pimienta. Se deja cocer 5 minutos y se sirve bien caliente.

Ñoquis de patatas

Ingredientes:

  • 1 kg de patatas
  • 150 g de harina
  • 1 huevo pequeño
  • 150 g de mantequilla
  • 50 g de queso parmesano rallado

Elaboración:

  1. Se cuecen las patatas con la piel en agua con sal. Cuando están blandas se pelan y se pasan por un pasapuré. Se les añade la harina y se amasan con el huevo y la sal. Se hacen unos rulos finos con las palmas de las manos y se cortan en pequeños ñoquis. Estos se deslizan por un rallador puesto del revés para que tomen forma (también puedes ayudarte con las manos). Se introducen en agua hirviendo y, cuando suben a flote. Se escurren. Sírvelos con una salsa de tomate —o cualquier otra salsa a tu elección— aparte. Puedes probar con esta passata de tomate, esta salsa boloñesa o este tomate frito para bebés.

Bucatini con salchichas

Ingredientes:

  • 400 g de bucatini
  • 750 g de pulpa de tomate cortada en trozos grandes
  • 8 salchichas frescas
  • 75 g de queso parmesano rallado
  • 75 g de mantequilla

Elaboración:

  1. En una cacerola se dispone la mantequilla con las salchichas previamente pinchadas con una aguja o similar. Se fríen a fuego lento durante un cuarto de hora hasta que las salchichas hayan quedado crujientes. Se añade la pulpa de tomate y se deja cocer otro cuarto de hora. Se cuecen en agua abundante con sal los bucatini. Se escurren y se disponen sobre una fuente. Se condimentan con la salsa y el queso rallado y se adornan con las salchichas. Este plato puede servir de plato único. Hay que tener cuidado con la sal, puesto que las salchichas suelen estar bastante saladas.

Si quieres hacer este plato de pasta para niños aún más divertido y apetecible puedes pinchar los trozos de salchicha con espaguetis o bucatini antes de cocerlos (cuando aún están duros). A los peques les encantará el resultado.

Ruedas con jamón y guisantes

Ingredientes:

  • 300 g de ruedas
  • 75 g de guisantes frescos
  • 75 g de jamón de york
  • 100 g de queso gruyère
  • 75 g de mantequilla
  • Media cebolla
  • 100 ml de caldo concentrado
  • Sal y pimienta

Elaboración:

  1. En una cacerola se sofríe la cebolla con la mantequilla. Se añaden los guisantes y se mojan con el caldo. Se tapa. Se cuece durante un cuarto de hora hasta que los guisantes estén tiernos. Se añade entonces el jamón en dados. Se reserva. Se cuece la pasta en agua abundante con sal. Se escurre, se vierte en un bol y condimenta con la salsa y el queso de gruyère cortado en dados pequeñitos. Al mezclarlo con la pasta el queso se derretirá en parte.

Cómo se cuece la pasta

Cómo hacer pasta para niños
Cómo se cuece la pasta

Estos consejos no aplican para pastas que se van a presentar a bebés pequeños. En estos casos, la pasta siempre deberá ofrecerse tierna, ligeramente pasada de cocción.

La cocción de la pasta es importante. El motivo por el cual un plato de pasta no sale bien es casi siempre, algún error en la cocción.

La pasta, seca o fresca, debe cocerse en agua abundante. La proporción correcta es la siguiente: por 100 gramos de pasta un litro de agua. Y debe hervirse en una olla en la que quepa más agua de la necesaria. Hace falta una llama homogénea para que alcance toda la base de la olla. No hay que echar la pasta al agua antes de que esta hierva a borbotones y no hay que cocerla tapada, ni hay que poner la sal al principio sino cuando hierve el agua.

El tiempo de cocción bien especificado ahora por todos los fabricantes, y es muy fácil seguir sus instrucciones. Sin embargo, se debe probar la pasta un minuto antes de que acabe el tiempo previsto. Siempre es mejor que quede un poco «al dente», es decir, no muy cocida, que el que se pase de cocción.

Frases escurrir la pasta cocida, hay que verter la inmediatamente sobre la fuente de servicio, previamente calentada para que la pasta no se enfríe, y condimentarla sobre la marcha.

No se debe lavar la pasta cuando esté cocida, salvo que se trate de una pasta fría, en cuyo caso si se puede hacer.

No es verdad que la pasta se pega, si no se lava. Ni es verdad que la pasta se pega si no lleva aceite en el agua de cocción. Si se condimenta con un poco de aceite, mantequilla o margarina, no se pegará nunca.

Los utensilios para cocer la pasta son muy escasos: una buena olla, un escurridor y una cuchara larga de palo para moverla serán más que suficientes.

La pasta, una vez cortada, se puede congelar o se puede secar. En ambos casos se cocerá después en agua abundante con sal. Si se cuece inmediatamente después de haber sido elaborada, la cocción será de medio minuto. Si se cuece una vez congelada o secada, la cocción será de dos minutos como máximo.

Para hacer lasaña o ravioli, no se cortará la pasta, sino que se usarán láminas enteras. Para hacer lasaña, se cortarán las láminas a la medida de la fuente de horno que se vaya a utilizar. Para hacer ravioli, no hace falta cortar la lámina; se rellenará colocando el relleno sobre ella, se cerrará y se cortará con un cortador dentado. Las pastas rellenas caseras nos permiten incluir determinados ingredientes en la dieta infantil, además de poder hacer combinaciones de lo más interesantes.

Jessica Rodríguez

Sevilla (1987). Editora y Responsable de SEO de Redacción. Graduada en Administración de Empresas (US) y con amplia experiencia en el sector de la Comunicación, el Marketing y el Posicionamiento Web. Se incorporó a BABYCOCINA en 2019.

Comentarios de Receta

Puntuación:
(5)
Opiniones Totales:1
Mamá Cocina

Deliciosas recetas de pasta para niños.

Salsas para pastas
Anterior
11 Recetas de Salsas para Pastas ¡Fáciles y Ricas!
Fitoterapia
Siguiente
Fitoterapia: cócteles curativos a base de plantas
Salsas para pastas
Anterior
11 Recetas de Salsas para Pastas ¡Fáciles y Ricas!
Fitoterapia
Siguiente
Fitoterapia: cócteles curativos a base de plantas

Añade tu Comentario